Este blog es actualizado con agregados, modificaciones de última hora y "Textos relacionados". En la columna derecha pueden verse los detalles y datos de cada uno.


Marcó del Pont; Mercedes

Mercedes Marcó del Pont (n. 28 de agosto de 1959, Ciudad Autónoma de Buenos Aires) es una economista argentina, enrrolada en la corriente desarrollista o estructuralista. Se ha desempeñado como diputada nacional (2005-2009), presidenta del Banco de la Nación Argentina (2008-2010) y presidenta del Banco Central de la República Argentina, siendo la primera mujer en alcanzar dicho cargo.
Es integrante del partido Movimiento de Integración y Desarrollo (MID). Como economista forma parte de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) y del Grupo Fénix.
Sobrina de Rogelio Frigerio (por parte de la madre que era cuñada del periodista y político) y proveniente de una familia de comerciantes catalanes que llegaron a la Argentina en 1785, en 1982 obtuvo su título de licenciada en economía en la Universidad de Buenos Aires, y en 1987 realizó un máster en la Universidad de Yale, Estados Unidos.
A los 32 años, se casó con Jorge, un médico psiquiatra con el que tuvo tres hijos: María (16); Juan (14), y Josefina (9).
Cómo economista se encuentra estrechamente relacionada con Héctor Valle, presidente de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE). Durante la década del 90, ambos rechazaron la convertibilidad, la desregulación energética y la privatización de YPF.
Fuente: Wikipedia



Además de encuentros formales con sectores de la producción, Marcó del Pont tiene dos ejes principales para su gestión: reorientar el crédito hacia la actividad económica, en especial a la generadora de mayor cantidad de puestos de trabajo, y comenzar una supervisión integral del sistema analizando la conformación de grupos financieros que permiten ocultamiento de ganancias y la realización de maniobras sospechosas. El fomento de la inversión productiva y el control sobre el negocio global de los bancos no requieren modificar la Carta Orgánica del BCRA. Sólo se necesita voluntad, que Marcó del Pont expresa tener, para aplicar herramientas disponibles que sus antecesores omitían. No es la agenda tradicional de un banquero central, lo que no implica que no debiera serlo si se considera que la autoridad monetaria no tiene que ser guarida de los financistas. Si triunfa en el Senado la impugnación a Marcó del Pont, no será una derrota de la administración kirchnerista, sino que será la de una oportunidad de intentar la lenta pero imprescindible tarea de transformar una institución conservadora al servicio del poder económico en otra dispuesta a ocuparse de las necesidades de las mayorías.

Las heterodoxias que practica la Argentina son una herejía para los mercados internacionales, dice Mercedes Marcó del Pont en entrevista exclusiva con Página/12, la primera que concede a un medio gráfico desde que asumió la presidencia del Banco Central. Los despachos, la sala de reuniones del directorio, los pasillos, las alfombras, las lámparas y hasta las revistas en inglés en las salas de espera del BCRA contrastan con el discurso que va enhebrando la funcionaria. El Central es un ámbito que fue colonizado por el poder financiero y que quedó impregnado con su impronta desde las épocas de Adolfo Diz, Domingo Cavallo, Pedro Pou y Roque Fernández. Marcó del Pont es su opuesto. “Estamos dando vuelta la historia económica de la Argentina de las últimas décadas”, asegura con garra.

Textos relacionados:
Marcó del Pont negó que el Central haya ocultado datos sobre Meldorek
El tipo de cambio real sigue siendo competitivo
El pliego de Marcó del Pont en el Senado
“Los mercados nos consideran herejes”
“Los mercados se vienen equivocando feo”
Una chance de aprobar el pliego
A los senadores del G-37
Mercedes
Mecha encendida
Soy un ciber militante K... Y ????

>
>>>>>>>>>>>Envíe por correo o comentario la URL (http://..........) de la página publicada (propia o ajena) respecto al tema y será colocada aquí.
>

4 comentarios:

MONA dijo...

Excelente el derrotero de esta profesional. Pero creo que ya no se trata del currículum de Marcó del Pont, ni de su formación NO neoliberal. Se trata solamente de derrotar a los K, como sea, con las armas que sean... Para eso cuentan con el poder del establishment opositor, donde no se hallan tres que piensen parecido. Y les facilita poder la comunicación de los medios concentrados. Le falta la pata de los militares con las armas del pueblo, para triunfar definitivamente. Para eso ya ha aparecido Duhalde que llamó a las FFAA a reprimir el delito, luego declaró que a éstas se las humillaba con los juicios a los genocidas, y luego, nos instó a unirnos con gente como Videla.
Por eso digo: la Mercedes, es tan sólo una herramienta de la desestabilización. Lástima. Podríamos construir un gran País.

Luis Quijote dijo...

Coincido, Mona, pero un axioma chino dice:
"Si te pegan en una mejilla, pon la otra.
Si te patean el trasero, defiéndete.
Si te arrinconan, mátalos."

Lo que ellos todavía no comprendieron, es que estamos en la última opción.

Y Kurt Wilckens no ha muerto.

VAMOS a construir un gran país con esta conductora.
Cueste lo que cueste.

El siguiente paso es quitarle al Senado la designación de Honorable (?) y cambiarlo por un antónimo.

PatoG3- Maguila y yo dijo...

Eso que somos intolerantes, patoteros, antidemocráticos y no se cuantas cosas mas.
Están jugando con fuego, provocan, tensan la cuerda...
Yo me tengo tomar un rivotril cada mañana, por que el agarompa ya no me hace efecto.

maricapelli dijo...

Los senadores de la republica esten ciertos que estaremos super atentos a lo que pase en el senado con Merceditas, si la llegamos a perder, seguiremos en la lucha, y atentos para ver cual la propuesta que tienen preparada. La poblacion porteña, culpable directa de este desastre que seria el intento de acabar con este proyecto de gobierno hasta ahora victorioso, sera la que pagara las consecuencias, los que estamos en la lucha y apoyamos 100% a este gobierno nos bancamos todas, no vamos a llorar y seguiremos en la lucha, nada de pastillitas, no precisamos, tenemos que estar bien despiertos.