Este blog es actualizado con agregados, modificaciones de última hora y "Textos relacionados". En la columna derecha pueden verse los detalles y datos de cada uno.


Ruíz Huidobro; Sandra

Sandra Elizabeth Ruíz Huidobro era jefa de calle de la comisaría 19.
El 8 de febrero de 2009, alrededor de las 10:42, la Subinspectora Ruíz Huidobro y el Agente Delfino Asarian, funcionarios de la Seccional 19 de la Policía Federal, fueron desplazados a bordo del móvil 119 al edificio de Mansilla 2591 de esta ciudad por el hallazgo de un arma blanca ensangrentada. Allí recibieron, de manos de Raúl José Sobico (encargado), el cuchillo mencionado, que a simple vista presentaba rastros de sangre, el que fue hallado en la escalera que comunica la planta baja con el primer piso.”
El “olfato policial”, sobre cuya validez tanto discute la justicia penal, esta vez volvió a fallar. “Ruíz Huidobro tomó contacto con algunos vecinos a través del portero eléctrico, para verificar que todo estuviese bien… durante el procedimiento policial se habría preguntado a los habitantes del edificio presentes en el acto si había algún ocupante que fuera carnicero, habiendo recibido respuesta negativa. Por una mancha cercana al lugar de hallazgo del cuchillo se les indicó que era polvo de ladrillo y, finalmente, los efectivos policiales estimaron que la sangre que tenía el cuchillo era de un animal”.
La delegación policial se retiró del edificio y “luego, en la dependencia, Ruíz Huidobro le entregó el cuchillo al agente Delfino Asarian, quien, a su vez, se lo dio a Carlos Marcelo Fregenal para que lo tirara, sin embargo este se apoderó de él y lo llevó a su domicilio”. Lo lavó y lo destinó a “usarlo con fines domésticos”, según la documentación. Ambos agentes fueron sobreseídos.
El 10 de febrero, 48 horas más tarde, “a las 14:30 personal policial de la misma dependencia fue desplazado nuevamente por Comando Radioeléctrico a constituirse en el mismo edificio, debido a olores nauseabundos que provenían del departamento A del primer piso. En esa ocasión fue hallado el cuerpo sin vida de Javier Hernán Osilio, en estado de descomposición, determinándose que el nombrado falleció como consecuencia de heridas causadas en el tórax y en el abdomen, posiblemente mediante el uso del arma blanca retirada del edificio el 8 de ese mes y año.”
Los camaristas le reprocharon que “aún cuando todo pareciera tranquilo en el edificio y que la Subinspectora tuviera la íntima convicción de que el ‘hilito de sangre’ que tenía el cuchillo era de un animal, lo cierto es que carecía de las aptitudes o calidades necesarias para determinar tales cuestiones… debió haber dado inmediata noticia al juez y al fiscal que correspondiesen, para que fuese un experto el que determinase tales cuestiones en el marco de un sumario”.

Texto completo: Juzgan a una oficial de la Federal por desechar la prueba de un asesinato

2 comentarios:

Unfor dijo...

Qué bárbaro.
Que rata llevarse una eventual evidencia y que quien sabe donde penetró a la casa.
A Ruiz Huidobro la tengo en la esquina y doblando a la derecha, a una cuadra, Cabildo (barrio de Saavedra).

Luis Quijote dijo...

¡Cuídese, Unfor, cuídese!
Aunque no creo que sea de los que dicen "tengo un AMIGO policía" como Diego Peretti en "Tiempo de valientes" (película que recomiendo enfáticamente).
Abrazo.
(Perdón por la demora).