Este blog es actualizado con agregados, modificaciones de última hora y "Textos relacionados". En la columna derecha pueden verse los detalles y datos de cada uno.


Comisaría 44ª PF

"La policía corrupta es cómplice y protagonista de todos estos delitos. Es común que las denuncias sean tomadas como contravenciones cuando son delitos penales, y en otros casos directamente se niegan a tomarlas."

Transcripción de las conversaciones entre los choferes de dos ambulancias, que debían entrar en una villa en la CABA, y las operadoras del servicio de emergencias.
Ambulancia 1: –Same, Same.
Operador 1: –Adelante, buenos días.
A1: –Auxilio.
O: –Auxilio 11089... villa 31... manzana 24, 24 casa 22... manzana 24 casa 22, es una (inaudible) código rojo, 659 (inaudible) espera en correo viejo. (Da el punto de encuentro con los familiares para ingresar.)
A1: –(inaudible) en 4 y 5... no entramos al barrio YPF.
O: –Bueno, recibido, ¿la dotación?
A1: –(inaudible) Rodríguez.
(Después de unos minutos.)
A1: –Fernández 1.
O: –Aquí, Same.
A1: –Estoy 4 y 5 (son las calles) esperando el patrullero. Si te podés comunicar, vamos a llegar al destacamento, no podemos entrar ahí, al barrio YPF.
(...)
A1: –Negativo, patrullero de la 46 tiene uno solo y no está acá. Estoy con personal policial de la 46 pero que está de parada ahí, son dos policías.
O: –Bueno, recibido.
A1: –No hay patrullero, por favor comunicate y que vengan al destacamento. Nosotros no podemos entrar.
O: –Bueno (dice al rato), ahí comuniqué yo con el solicitante. Dicen que ellos están en el correo viejo, ¿a Uds. les queda muy mal ir hasta ahí?
A1: –Está bien, están en el correo viejo y ¿quién entra ahí? Porque la ambulancia no entra hasta ahí, no se puede entrar, eeh por favor que vengan al destacamento, es la única forma que podemos hacer contacto con el paciente.
A1: –¿Te pudiste comunicar? –pregunta el chofer al rato.
O: –Sí, cómo no me voy a comunicar, nunca pueden entrar, nunca.
A1: –¿Cómo?
O: –Ahí están comunicados con mi supervisora porque dicen que no pueden ir hasta el destacamento.
A1: –Bueno, no entramos a ese lugar porque es muy peligroso.
(...)
O: –Está bien, ya se los informo tanto al comando como a los solicitantes, que es tan caprichoso el solicitante y dice que está en el correo viejo, ahora va a ir el patrullero para ver si los pueden mover, si pueden moverse de ahí.
(...)
O: –A ver, no te entiendo, Fernández 1. El policía se retira, ¿y vos también te vas a retirar?
A1: –Afirmativo, me voy con la policía... Sí, no me voy a quedar acá en la villa. Me voy a 4 y 5 con personal policial. Fijate qué van a hacer.
(Cambia la ambulancia.)
O: –Fernández 3, auxilio 11103... 11103, dirigite por favor al correo viejo... correo viejo, en vía pública como convulsiones, ocho y cincuenta y cuatro la hora de transmitido.
A3: –A ver si me queda claro, ¿el paciente está en el correo viejo o me está esperando el familiar? Porque yo no entro a la villa, eh.
O: –No, no, está el paciente en el correo viejo.
A3: –Entonces no tiene nada, ¿de qué convulsiones estamos hablando? Listo, chau.
(Cambio de operador.)
O2: –Si no te llevan el paciente ahí, no entrés.
A1: –No, no, no voy a acercarme ni siquiera al correo si no aparece un patrullero de paso.
O2: –No, porque ¿viste? Los únicos que ponemos la caripela somos nosotros, es fácil ¿viste? Andá, entrá, pero si no te lo llevan, no hagás el auxilio.
A1: –Aparte es el mismo auxilio de Fabián.
(Más adelante.)
A1: –Acá la gente me está diciendo que le prestemos la camilla.
O: –No, negativo Fernández 1, eh.
(...)
A: –Yo me retiré ya del correo, yo no me voy a quedar más porque en cualquier momento van a venir todos los negros y van a armar un bardo terrible. No voy a entrar adentro de la villa si no sacan al paciente. Ellos dicen que no hay forma de sacarlo, le dije “sacalo con un carro que es mucho más fácil que una camilla”, no lo quieren hacer, hay que llevar la ambulancia a la puerta de la casa y yo no voy a entrar a la villa bajo ningún punto de vista.
O: –Que te retires del lugar porque nos comunicamos con el doctor Crescenti y nos dijo que si no tenés custodia policial que te retires.
(...)
A1: –¿Sabés cuál es el problema, eeh? Que ahí hay bardo, yo vengo de ahí, de ese bardo.
O: –Pero para mí que es todo lo mismo del auxilio de hoy que fue (inaudible).
A1: –Sí, no hay patrullero en el lugar. Me estoy acercando, hay un policía que está de consigna acá en una concesionaria.
Aclaremos, dijo Lemos:
Las noticias acusan a los de la ambulancia de "abandono de persona" y otros cargos, pero es sabido que hay MUCHOS antecedentes, donde la ambulancia fue saqueada de medicamentos (psicotrópicos) y robados los choferes y médicos. También aprovecharon para quitar las armas a los policías de la custodia.
Si quienes viven en la villa, no tiene el menor respeto y son incapaces de prever las consecuencias... ¡Agua y ajo! (aguantarse y a joderse).
En esta oportunidad murió Humberto "Sapito" Ruiz. Si siguen atacando a las ambulancias y bomberos, que no se quejen luego, si no va un móvil o la autobomba cuando se quema un rancho.
Es muy fácil, para un juez, dictar sentencia, comodamente apoltronado en su despacho. Pero para entrar a la villa, hay que tener "huevos" o protección adecuada. ¿Un juez le atreve a hacerlo? ¡Longobardi, Morales Solá o Eliaschev ni en pedo!
Este análisis no es en defensa de los negritos, feos y sucios (como dijo Moyano), ni de la polícía, ni del SAME.
Es un intento de pensar desde el lugar y responsabilidad de cada uno.

Durante el año 2011 y los primeros meses de 2012, la Comisaría 44ª estuvo a cargo del comisario Mario Antonio Trejo, a quien secundó el subcomisario Carlos Alberto Del Papa. A partir de una denuncia ingresada el 30 de agosto de 2012 en el Juzgado de Instrucción 20, se inició la causa 32693/12 que investiga a estos dos funcionarios y a otros siete suboficiales y agentes por la presunta comisión de los delitos contenidos en los artículos 256 y 257 del Código Penal. En lenguaje criollo, la justicia presume que estos federales cobraron por protección policial o “quintas” a comerciantes y particulares, permitiendo el ingreso de dinero mediante un sistema de recaudación ilegal “desviando recursos humanos que deben efectuar servicios de prevención del delito en otras zonas, hacia el cuidado de intereses particulares”. Lejos de poner a los responsables de estas serias irregularidades bajo la lupa preventivamente, la Jefatura policial terminó protegiéndolos destinándolos a otras dependencias. Concretamente Trejo se encuentra actualmente a cargo de la Comisaría 51ª y Del Papa de la 42ª.

Textos relacionados:
Comisarios ricos en una ciudad insegura
Mapa de prostíbulos, quioscos de drogas y talleres clandestinos en Liniers
“Van a venir todos los negros a armar bardo”

3 comentarios:

Unfor dijo...

Tremendo.

Luis Quijote dijo...

Que hayan "afanado" a las dotaciones de ambulancias anteriores y nadie lo haya impedido genera estos resultados.
Gracias por pasar, Unfor.

Anónimo dijo...

en que quedo el tema???