Este blog es actualizado con agregados, modificaciones de última hora y "Textos relacionados". En la columna derecha pueden verse los detalles y datos de cada uno.


Liporace; Carlos

Carlos Liporace figura ente los más denunciados (9 causas), en la Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional Federal.

Intervino en el escándalo de coimas en el senado, desestimando la causa. Se presume que su dictámen estuvo motivado por cuestiones personales.
Los más favorecidos fueron los senadores peronistas dado que eran importantes para el futuro de Liporaci. Podrían ser cruciales en el desarrollo de la acusación contra el juez por enriquecimiento ilícito que tramita otro juez federal, y se presume un intercambio de favores.

"Al surgir lo de su enriquecimiento ilícito, la causa avanzaba o retrocedía según las vicisitudes de su problema. Lo que hizo fue negociar con los senadores. Acordó con ellos que le solucionaran su cuestión personal y, a cambio, les cerraba la causa. Si fue así lo garcaron, porque él cumplió dictando la falta de mérito el 29 de diciembre, y los otros no.»

Liporaci, como es de dominio público, renunció en febrero de 2001, para que quedaran sin efecto las innumerables denuncias conducentes al juicio político que, irremediablemente, lo destituiría, pero no pudo evitar que floreciera una causa penal con los substratos delictivos que perduran de su lamentable cometido judicial. Prepotente, alardeaba: "Se instaló en la opinión pública la idea de que un juez tendría que vivir en una casa de chapa y para trabajar tendría que ir en tranvía, ni siquiera en colectivo". No decía nada de su despampanante mansión actual, valuada en 1 millón de dólares: 1.200 metros cuadrados, tres pisos, sauna, pileta y ascensor, cuatro dormitorios, tres baños, gimnasio, quincho con parrilla gigante, escritorio y sala de estar independientes, recepción, parque y dos garajes. Enclavada en el 471 de la calle Gaspar Campos de Vicente López, en los alrededores de la Ciudad de Buenos Aires, Liporaci tomó posesión de la propiedad en julio de 2000.

Llegaba de vivir sin lujo en un departamento en el décimo piso de Caracas 353, en el barrio de Flores. Despegó de la modestia fallando discutiblemente o actuando por inercia, o simplemente dejando languidecer las causas que caían en su juzgado: aquella en la que estaba procesado Víctor Alderete por el robo de documentación del PAMI, otra en la que el acusado por enriquecimiento ilícito era José Luis Manzano, a quien sobreseyó, y otra más, contra Gerardo Sofovich, a quien le alivió de hecho los cargos por presunta corrupción en el vaciamiento de ATC. Cuando subrogó al juez Literas, tras leer en un día los 24 tomos del sumario de la bancarrota del banquero Raúl Moneta, anuló de un saque su detención, ignorando el hecho de que había sido el animador del desplome de los bancos Mendoza y República, operación en la que se "evaporaron" 2.000 millones de dólares. Con un sueldo de 5.521 dólares por mes como juez, y 512 como docente, Liporaci debió de hacer malabares para comprar el palacete de antología. Como agravante, su hija María Florencia cobraba, desde 1994, cuando tenía quince años, una pensión graciable de 500 pesos mensuales otorgada por un diputado de la Nación; él, por su parte, declaraba haber ahorrado 118.000 dólares en los primeros siete meses de 2001.
Textos relacionados:
“Me preguntaron si ya había pasado a retirar mi sobre”
>
>>>>>>>>>>>Envíe por correo o comentario la URL (http://..........) de la página publicada (propia o ajena) respecto al tema y será colocada aquí.
>
Por favor: Marquen debajo, la imagen que tienen de él / ella.
Aunque no comenten.
Gracias.

2 comentarios:

MONA dijo...

Hola Reinaldo:
me gustó mucho tu blog!!! Estoy contenta porque parece que prendió eso que dije: que había que señalarlos, con nombre y apellido. Porque cuando uno dice "todos los políticos son tal cosa", al decir TODOS no dice nada de nadie... Las generalizaciones no sirven, en este momento tan individualista de la cultura. Lo que sirve es indagar datos, lo poco o lo mucho que esté a nuestro alcance... Y vos lo hiciste!!! Está buenísimo!!!
Pasaré a leerte, porque me interesa.
Saludos

Reinaldo dijo...

Mona:
Totalmente de acuerdo.
Con nombre y apellido, podemos saber quienes son los correctos y los que usan el cargo para beneficio personal.
Un abrazo.