Este blog es actualizado con agregados, modificaciones de última hora y "Textos relacionados". En la columna derecha pueden verse los detalles y datos de cada uno.



Moreno; Guillermo

El polémico secretario Mario Guillermo Moreno (Buenos Aires, 15 de octubre de 1955) es un político argentino, Secretario de Comercio Interior durante el mandato gubernamental de Néstor Kirchner y el actual de Cristina Fernández de Kirchner.
Hijo de Victoria Bravo y Mario Antonio Moreno, Guillermo Moreno paso su infancia y juventud en los barrios del sur de Buenos Aires. En 1970 la familia Moreno adquirió una casa en el barrio de Villa Lugano y el joven Moreno se inició en la militancia política en las unidades básicas de Parque Patricios y el Bajo Flores.

Existen versiones diversas sobre su inicio en la política. Una de ellas lo describe como un activo militante de la Juventud Peronista, rama de izquierda del peronismo, durante los años 1970. Conocidos de la juventud describen a Moreno como un militante peronista ultra-católico que adhería a los principios económicos de José Ber Gelbard y de una conducta proba, que nunca se vio involucrado en un acto de corrupción.

Ya en 1982, Moreno adhirió a la corriente peronista liderada por el catamarqueño Vicente Saadi y comenzó a militar dentro de la circunscripción electoral 17, entre los barrios de Palermo y Colegiales. Abrió una ferretería en la localidad de San Martín llamada Distribuidora América, y termino la Licenciatura en Economía en la Universidad Argentina de la Empresa en 1985, en donde presidió el centro de estudiantes.

Con el regreso de la democracia en 1983, inauguró una unidad básica en Palermo, llamada "Pueblo Peronista". La misma funcionó hasta 2006 y fue solventada enteramente por el propio Moreno con los ingresos de su ferretería. En ese tiempo estuvo vinculado al ex Jefe de Gabinete Alberto Ángel Fernández con quien, con el transcurso del tiempo se convirtió en su adversario dentro del peronismo porteño.

Su primer cargo gubernamental fue en 1989 en la Subsecretaría de Producción en el gobierno de Buenos Aires, bajo la intendencia de Carlos Grosso. Moreno estuvo a cargo de microcréditos para empresas, siendo su jefa en la subsecretaría Kelly Olmos.

Durante el resto de la década de los noventa, Moreno, disgustado con la política económica de Carlos Menem, se retiró de la administración pública para retomar la administración de su ferretería. En esos años Moreno se vinculó con economistas como Eduardo Curia, Pablo Challú y Daniel Carbonetto que se oponían a las políticas económicas de Domingo Cavallo. También se acercó al sindicalista Omar Viviani y asesoró al Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA) de Hugo Moyano.

Más tarde fue asesor de Pablo Challú en la Secretaría de Comercio Interior y también trabajó en la Secretaría para la Defensa de la Competencia, ambos cargos durante la presidencia de Eduardo Duhalde.

Moreno ha sido cercano a Néstor Kirchner aún antes de que asumiera la presidencia en 2003. Durante su gobierno, se desempeñó como Secretario de Comunicaciones, antes de asumir la Secretaría de Comercio Interior, cargo que mantiene.

Durante una asamblea del Grupo Clarín ante la presencia de “ladrones de guantes blancos” y perversos, no alcanzan solamente los recursos legales, hay circunstancias que es necesario “patotearlos” y para ello hay que tener una personalidad muy especial.
Esta fue su "actitud".

http://youtu.be/ozLazD7zOJo

Guillermo-Moreno V
Hasta siempre Che Moreno

https://audioboo.fm/boos/1752330-hasta-siempre-che-moreno

Guillermo Moreno, fragmentos de un discurso sobre el amor.


http://youtu.be/S9FUAJlLDgI
Hasta siempre Che Moreno

Textos relacionados:
El día que Moreno se despidió
Moreno dio clase pública en Tecnópolis
“Queremos que participe el pueblo”
Los precios a un click de distancia
Moreno quiere ganar de visitante en Brasil
LO QUE CUENTAN A LOS MEDIOS
Papel Prensa
>
>>>>>>>>>>>Envíe por correo o comentario la URL (http://..........) de la página publicada (propia o ajena) respecto al tema y será colocada aquí.
>
Por favor: Marquen debajo, la imagen que tienen de él.
Aunque no comenten.
Gracias.

1 comentario:

Jorge Garayoa dijo...

En un mensaje que nos enviara un amigo, presuntamente escrito por Jorge Garayoa, dice:

¿MORENO ES PATOTERO?

Los ANTI y los opositores saben bien que mienten al afirmar eso. Pero vos, que le tenés simpatía al modelo, quizá dudes, o creas que pueden tener razón, ¡porque ese Moreno tiene unos modales!

Pensá esto: Víctor Hugo viene firmando desde mucho antes de Néstor que Clarín es una mafia. Y da pruebas de eso. ¿Vos enviarías a tratar con la mafia a un muchacho delicado, gentil, que nunca interrumpa y se deje llevar por delante?

Kiciloff puede ir con Moreno –como vemos en el video– pero jamás podría ir solo. Ni Filmus tampoco. Ni muchos otros. No se necesita sólo inteligencia para no ser trampeado por los mafiosos; también se requiere carácter fuerte. Se necesita alguien a quien no le tiemble la voz para decir:
–¡¡Baje el tonito, usted a mí no me grita, no soy su esclavo!!”

Guillermo Moreno es el soldado ideal. Ese seudo “patotero”, que no lo es, constituye el guerrero ideal para defender nuestros intereses.
Nuestros, sí. ¿O nos olvidamos que es gracias a él que esta inflación que tanto nos irrita no es hiper-inflación, nivel al que lo habrían llevado las megaempresas si él no se enfrentara constantenmente a los ceos (presidentes de empresas)?
¿O nos olvidamos que ahora el Estado (vos, yo) cumple por primera vez su rol de socio activo de Papel Prensa gracias a él, como vemos en el video?

¿Moreno patotero? Si elegís creer que es patotero, agradecéselo, porque defiende tus intereses.

Después de haber hecho lo que querían con Papel Prensa durante décadas, ahora Clarín y La Nación intentan vaciar la empresa, que también es nuestra. Varios directivos cobran sueldos obscenos. Un ignoto señor Rendo, por ejemplo, se lleva $ 200 mil por mes. Parte de eso es tuyo.¿Qué hace ese delincuente que justifique esa fortuna? Te aseguro que nada.

Moreno lo pone en evidencia. ¿Por eso es patotero? Depende de vos creerle o no a Clarín y Nación o ver la realidad.